1 may. 2011

No ceséis de orar: DOMINGO 1 MAYO 2011


"Que el aliento de tu Espíritu nos alegre y nos eleve "

Te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu ordenador, haz click ...escucha la música y....



La Presencia de Dios
"Mantente quieta(o) y sabrás que Yo soy Dios". Señor, Tus Palabras me guían a la tranquilidad y la grandeza de Tu Presencia.

La Libertad
Pediré la ayuda de Dios,
para librarme de mis preocupaciones,
y estar atenta/o a Dios en este tiempo de oración,
para llegar a amarlo y servirlo cada vez más.


La Conciencia
En la Presencia y Amor de Dios, recuerdo paso a paso el dia que termina, comenzando por este instante y mirando hacia atrás, momento a momento.
Recojo y guardo todo lo bueno y luminoso, con mi gratitud.
Pongo atención a las sombras y lo que ellas me dicen,
y busco la sanación, la valentía y el perdón.

La Palabra
Juan 20:19-21
Ese mismo día, el primero después del sábado, los discípulos estaban reunidos por la tarde, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Llegó Jesús, se puso de pie en medio de ellos y les dijo: "La paz esté con ustedes!" Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron mucho al ver al Señor. Jesús les volvió a decir: "La paz esté con ustedes! Como el Padre me envío a mí, así los envío yo también".

¿Qué me estás diciendo, Señor?
Reflexiones sobre la lectura de hoy
* Jesús repite su saludo “La paz sea con uds". Como Jesús me desea la misma bendición, pienso qué podría presentarse entre mí y la bendición que Jesús me ofrece.
* El miedo hace que los discípulos mantengan sus puertas cerradas. Sin embargo la seguridad no les brinda la paz. Dejando personas afuera, los lleva a ser percibidos como una amenaza, y parece contraponerse con la forma de ser de Jesús.


Conversación
Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.


Conclusión
Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora y siempre será,
por los siglos de los siglos

No hay comentarios:

Publicar un comentario