11 oct. 2012

11 octubre 2012: AÑO DE LA FE

 EXPLICACIÓN DEL LOGO: Sobre un campo cuadrado, enmarcado, se representa simbólicamente una barca –imagen de la Iglesia- en navegación sobre olas apenas insinuadas gráficamente cuyo árbol maestro es una cruz que iza las velas con signos dinámicos que realizan el monograma de Cristo; el fondo de las velas es un sol que asociado al monograma hace referencia también a la eucaristía.
Entre el 11 de octubre de 2012 y el 24 de noviembre de 2013 tendrá lugar el Año de la Fe convocado por el Papa. Se inaugura el mismo día que se cumplen 50 años del inicio del Concilio Vaticano II.   El concilio supuso una renovación interior, un deseo de búsqueda de los “signos de los tiempos”, un hacerse más presente en las realidades del mundo; la conciencia de una Iglesia formada por diferentes ministerios y carismas unidos todos en una misma comunión y misión; un compromiso con la realidad humana; una renovación litúrgica, etc.

El Papa lo anunció hace un año y lo explicó en la Carta Apostólica “Porta Fidei”. En el documento expone los motivo de este año y llama a los católicos a que conozcan mejor su fe y la muestren con coherencia.




¿Qué sentido da el Papa a este Año de la fe? ¿Qué objetivos pretende con él? Pienso que la respuesta la hallaremos en los dos documentos con los que fueron convocados los dos años de la fe después del Concilio Vaticano II: el de Pablo VI (1967) y ahora el de Benedicto XVI:

1) "Para confirmar nuestra fe rectamente expresada" (Pablo VI), "redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada" (Benedicto XVI).
2) "Para promover el estudio de las enseñanzas del Concilio Vaticano II" (Pablo VI), "con el Concilio se nos ha ofrecido una brújula segura para orientarnos en el camino del siglo que comienza" (Benedicto XVI).
3) "Para sostener los esfuerzos de los católicos que buscan profundizar las verdades de la fe" (Pablo VI); "intensificar la reflexión sobre la fe para ayudar a todos los creyentes en Cristo a que su adhesión al Evangelio sea más consciente y vigorosa, sobre todo en un momento de profundo cambio como el que la humanidad está viviendo" (Benedicto XVI).

A estos fines comunes a los dos Papas, Benedicto XVI añade, fijándose en las circunstancias actuales, algunos más:
1) "Invitar a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador
del mundo".
2) "Comprometerse a favor de una nueva evangelización para redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe".
3) "Suscitar en todo creyente la aspiración a confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza".
4) "Comprender de manera más profunda no sólo los contenidos de la fe sino, juntamente también con eso, el acto con el que decidimos de entregarnos totalmente y con plena libertad a Dios".

1 comentario:

  1. Aupa lagunak!
    Erlijioa Bizi etxez aldatu da eta orain erlijioabizi.com dago.

    Etor zaitezte eta egizue bisita!

    ResponderEliminar