3 abr. 2011

No ceséis de orar: DOMINGO 3 ABRIL 2011

"Ayúdanosa verte "

Te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu ordenador, haz click ...escucha la música y....



La Presencia de Dios
Hago una pausa, con la conciencia que Dios está aquí.
Pienso como todo lo que me rodea, tanto el aire que respiro, como todo mi cuerpo, vibra y canta con su Presencia.


La Libertad
Dios no está ajeno a mi libertad.
Su Espiritu da vida a mis deseos más íntimos,
empujándome suavemente hacia el bien.
Pido la gracia de dejarme envolver por el Espiritu Santo.

La Conciencia
Cómo me encuentro hoy?
Cómo estoy con Dios?
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias ...
Hay algo que lamento? Pido perdón ...


La Palabra
Juan 9:1-5
Al pasar vio un hombre ciego de nacimiento. Los discípulos le preguntaron: "Rabí, ¿quién pecó para que naciera ciego? ¿Él o sus padres"? Jesús contestó: ¿Ni él pecó ni sus padres; ha sucedido para que se revele en él la acción de Dios. Mientras es de día, tenéis que trabajar en las obras del que me envió. Llegará la noche, cuando nadie puede trabajar. Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo".Â

¿Qué me estás diciendo, Señor?
Reflexiones sobre la lectura de hoy
* La ceguera del hombre es curada, pero la ceguera de los que no quieren creer en Jesús permanecerá. Pienso en cómo ando a tientas, tropiezo y estoy insegura(o) de la dirección en que me dirijo, a no ser que pueda confiar en Jesús, la luz del mundo.
* La primera pregunta de los discípulos fue: ¿”Quién tiene la culpa”? Puedo reconocer esto como una pregunta corriente en los medios actuales, tal vez como parte de mi propio vocabulario. Jesús nos recuerda que a veces nadie tiene la culpa; nos dice que incluso en las situaciones difíciles se nos presenta una oportunidad de ser conducidas(os) a la presencia de Dios.


Conversación
Siento que reacciono en alguna forma al orar con la Palabra de Dios? Me siento desafiada(o), confortada(o), enojada(o)?
Imagino a Jesús sentado o de pie, a mi lado; le hablo sobre mis sentimientos, como al mejor de los amigos.

Conclusión
Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora y siempre será,
por los siglos de los siglos

No hay comentarios:

Publicar un comentario