27 mar. 2011

No ceséis de orar: DOMINGO 27 MARZO 2011

"Si bebemos de las profundasaguas de tu amor... "

Te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu ordenador, haz click ...escucha la música y....



La Presencia de Dios
Ruego por recibir la Gracia de poder encontrar las palabras y la fortaleza interior para alcanzar y llegar a la Presencia de Dios; para formar mis labios y mi corazón, y así encontrar a Dios en una plegaria que sólo mi corazon puede pronunciar, y en un canto que sólo mi alma puede cantar.

La Libertad
Pediré la ayuda de Dios,
para librarme de mis preocupaciones,
y estar atenta/o a Dios en este tiempo de oración,
para llegar a amarlo y servirlo cada vez más.

La Conciencia
En la Presencia y Amor de Dios, recuerdo paso a paso el dia que termina, comenzando por este instante y mirando hacia atrás, momento a momento.
Recojo y guardo todo lo bueno y luminoso, con mi gratitud.
Pongo atención a las sombras y lo que ellas me dicen,
y busco la sanación, la valentía y el perdón.


La Palabra
Juan 4:5-10
Así que llegó a una aldea de Samaría llamado Sicar, cerca del terreno que Jacob dio a su hijo José, allí se encuentra el pozo de Jacob. Jesús, cansado del camino, se sentó tranquilamente junto al pozo. Era mediodía. Una mujer de Samaría llegó a sacar agua. Jesús le dice: "Dame de beber (los discípulos habían ido al pueblo a comprar comida.) Le responde la samaritana: "Tú, que eres judío, ¿cómo pides de beber a una samaritana?" (los judíos no se tratan con los samaritanos). Jesús le contestó: "Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, tú le pedirías a él, y él te daría agua viva".

¿Qué me estás diciendo, Señor?
Reflexiones sobre la lectura de hoy
* La mujer samaritana se resiste varias veces; quizás ella ha desarrollado un hábito de auto defensa. Pido a Dios me ayude a estar abierta(o) para recibir buenas nuevas de cualquier lado, nuevas que Dios puede estar enviándome.
* "Si conocieras el don de Dios". Jesús ansía que yo esté atenta(o)Â a la bondad de Dios hacia mí. Ruego que yo pueda abrir mi corazón para expresar lo que necesito y para recibir humildemente la bendiciones de Dios.


Conversación
Siento que reacciono en alguna forma al orar con la Palabra de Dios? Me siento desafiada(o), confortada(o), enojada(o)?
Imagino a Jesús sentado o de pie, a mi lado; le hablo sobre mis sentimientos, como al mejor de los amigos.


Conclusión
Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora y siempre será,
por los siglos de los siglos

No hay comentarios:

Publicar un comentario