13 sept. 2010

PROTAGONISTAS DE LA CLASE DE RELIGIÓN


Carlos Esteban ha estado en Bilbao con el colectivo de profesores de Religión y nos ha presentado su estudio. PROTAGONISTAS DE LA CLASE DE RELIGIÓN. Lo ha hecho en el Salón de actos de El Carmen, el 13 de septiembre.
El estudio analiza la clase de Religión, da a conocer la percepción que tienen los alumnos y alumnas que cursan opcionalmente esta materia, las familias de estos alumnos, y los profesores de esta asignatura.
Se ha realizado con una muestra representativa de estos tres colectivos a nivel nacional, y que abarca centro públicos, privados y concertados, y las etapas educativas de Primaria, Secundaria y Bachillerato. El estudio muestra la radiografía de los protagonistas de la clase de religión (alumnos, profesores y familias). De él se obtienen varias conclusiones como:

Alto grado de satisfacción de las familias con la asignatura
Entre las conclusiones del informe, el director de la revista Religión y Escuela destacó que esta asignatura, 10 años después del informe similar realizado por la Conferencia Episcopal española, no es un asunto problemático para sus protagonistas, que muestran un alto grado de satisfacción con la misma.
La clase de Religión la eligen un 72,1% de los alumnos del sistema educativo, según datos del informe anual de la Conferencia Episcopal (curso 2009-2010). El autor destacó que un 77,5% de las familias tiene un grado de satisfacción “alta o muy alta” respecto a esta asignatura, lo que supone un incremento de 9 puntos respecto al estudio anterior. El 83% de estas familias se declaran católicas, aunque solo un 25 por ciento de ellas dice realizar una práctica religiosa habitual.
Asimismo, el autor señaló que la mitad de las familias confiesa elegir esta asignatura sin consultar a sus hijos, y subrayó que este dato supone un cambio respecto a los datos del estudio a anterior, cuando eran las familias quienes elegían de forma mayoritaria. Según el informe, casi un 50% de los alumnos elige hoy en día la asignatura de Religión de forma voluntaria.
Sin embargo, un 24 por ciento, una de cuatro familias, la percibe “como un privilegio de la Iglesia” que viene de tiempos pasados. Carlos Esteban calificó este dato como “preocupante” ya que demuestra que la asignatura no es percibida por la sociedad como una materia renovada, lo cual le resta importancia desde el punto de vista educativo y no se percibe su valor pedagógico.
Según el autor, el 80% de las familias elige esta asignatura por los valores y la cultura que aporta a sus hijos y más de la mitad está a favor de que se aborden todas las religiones en el currículo de esta materia.

Un 75% de los alumnos son católicos, el resto la elige por coincidir con los valores
Respecto a los alumnos, aunque una mayoría se declara católica, el 74 por ciento, existe un 25 por ciento de alumnos que cursan clase de Religión y que no son católicos, incluso un 6% que se declaran ateos. En este sentido, Esteban señaló que este dato es significativo porque “la clase de Religión se dirige a todos los alumnos, no solo a los católicos, y este dato confirma que hay alumnos que la eligen por valores y no por razones de fe“, aunque predominan estas últimas.
Un 35 por ciento de los alumnos que cursan esta materia tiene algún tipo de vinculación asociativa a una organización religiosa, y 4 de cada 5 comparten los valores de la ética cristiana, están preocupados por la injusticia, la solidaridad y los derechos humanos.

Los profesores de Religión
Por último, Carlos Esteban destacó el alto grado de formación de los profesores, “todos son titulados universitarios y el 67,5% de los profesores de religión secundaria cuentan con una segunda titulación universitaria”. Además, el 82% utiliza las nuevas tecnologías como recurso didáctico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario