29 may. 2011

No ceséis de orar: 29.05.2011


"¡Qué bien se quedó Felipe con el cuento! "

Te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu ordenador, haz click ...escucha la música y....



La Presencia de Dios
Hago una pausa y reflexiono
sobre el Amor y la Gracia que Dios vierte sobre mí,
creándome a su imagen y semejanza,
transformándome en su templo...

La Libertad
Si Dios estuviera tratando de decirme algo, lo notarí­a?
Si Dios me aconsejara o me desafiara, me daría cuenta?
Pido la gracia de librarme de mis preocupaciones,
y estar atento a escuchar lo que Dios me diga...

La Conciencia
El saber que Dios me ama sin condiciones,
me permite ser honesto/a conmigo mismo/a.
Cómo ha sido mi último día? Cómo me siento ahora?
Comparto mis sentimientos abiertamente con el Señor.

La Palabra
Juan 14: 15-21
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, para que esté siempre con vosotros el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré a visitaros."

¿Qué me estás diciendo, Señor?
Reflexiones sobre la lectura de hoy
El amor es evidente en la acción, y cualquier acción puede ser cansadora. No necesito confiar en mis propios recursos, sino que dirigirme a Dios que prometió ayudarme, listo para enviar al Espíritu Santo.
Como un cazador de oportunidades o un observador de pájaros, entreno mi corazón para reconocer los caminos de Dios. En este tiempo de quietud, Dios me enseña a ver mi mundo de forma diferente; no necesito actuar en él solo, sino que estoy acompañado por la permanente presencia del Espíritu.

Conversación
Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado frí­o?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia El y le abro mi corazón.

Conclusión
Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario