24 abr. 2011

No ceséis de orar: (2011.04.24)

"Tú nos abres las puertas de la vida"

Te invitamos a abrir un "Espacio Sagrado", y a permanecer aquí diez minutos orando, mientras estás frente a tu ordenador, haz click ...escucha la música y....



La Presencia de Dios
Lo que está presente en mí, es lo que influye en mi accionar.
Medito sobre la constante Presencia de Dios,
con su gran Amor hacia mí, en medio de tantas otras presencias que me alejan de El.
Hago una pausa y rezo para que yo permita a Dios que guíe mis decisiones ... en este preciso momento ...


La Libertad
"En estos dias, Dios me enseñó como un maestro de escuela a su pupilo" (San Ignacio).
Me recuerdo que hay mucho que Dios desea aun enseñarme, y pido la gracia de escucharlo y de aprender.

La Conciencia
En la Presencia y Amor de Dios, recuerdo paso a paso el dia que termina, comenzando por este instante y mirando hacia atrás, momento a momento.
Recojo y guardo todo lo bueno y luminoso, con mi gratitud.
Pongo atención a las sombras y lo que ellas me dicen,
y busco la sanación, la valentía y el perdón.


La Palabra
Juan 20:1-9
El primer día después del sábado, María Magdalena fue al sepulcro muy temprano, cuando todavía estaba oscuro, y vio que la piedra que cerraba la entrada del sepulcro había sido removida. Fue corriendo en busca de Simón Pedro y del otro discípulo a quien Jesús amaba y les dijo: "Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto". Pedro y el otro discípulo salieron para el sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más que Pedro y llegó primero al sepulcro. Como se inclinara, vio los lienzos tumbados, pero no entró. Pedro llegó detrás, entró en el sepulcro y vio también los lienzos tumbados. El sudario con que le habían cubierto la cabeza no se había caído como los lienzos, sino que se mantenía enrollado en su lugar. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero, vio y creyó. Pues no habían entendido todavía la Escritura: Él había de resucitar de entre los muertos!

¿Qué me estás diciendo, Señor?
Reflexiones sobre la lectura de hoy
* María fue la primera en anunciar la Resurrección, la primera en recibir el aliento y la esperanza que ofrece la resurrección de Jesús. Otros son recordados por promover el mensaje, por proclamar la nueva verdad. Tomo un tiempo con María y le pido a Ella que me guíe mientras espero. Rezo para que yo pueda darme cuenta y haga propios en mi corazón los signos de resurrección que yo vea en mi vida.
* Aún en este momento maravilloso, aquellos que habían estado cerca de Jesús no entienden las escrituras. Le pido a Dios me ayude en esta Semana Santa, que yo pueda reconocer donde las Escrituras están llegando a mi vida, mientras yo soy guiada(o) por el espíritu de Dios.

Conversación
Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado frí­o?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia El y le abro mi corazón.


Conclusión
Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario